Tu casa en Valencia

Dimar Atiram

Hotel con buenísima relación calidad-precio, y una situación perfecta para visitar la ciudad ya que se encuentra entre el casco antiguo y la ciudad de las artes y las ciencias

Dimar

Valencia es fácil con nuestra Súper Guía

Te contamos algunos secretos para que no tengas ninguna duda que esta es la ciudad que debes visitar.

Valencia

Pocas ciudades como Valencia son capaces de hacer convivir tan armónicamente los restos de su pasado más remoto, datado en el año 138 a. C., con las edificaciones más innovadoras y vanguardistas que se levantan en el nuevo milenio.

Valencia es comercio y cultura, cine, teatro, museos, música, negocios. Es centro de diseño internacional y de vanguardia, y una de las ciudades más activas en ferias y congresos de Europa.

Desde el foro romano a la Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Catedral de Valencia se asienta sobre el mismo lugar en que se erigió el primer templo de la ciudad en la época romana y, posteriormente, una mezquita árabe. Su construcción, desde 1262 hasta 1426, así como las ampliaciones y reformas posteriores han dejado su huella en una interesante superposición de estilos sobre el predominante gótico primitivo.

El Miguelete, la torre que más se identifica con Valencia fuera de sus fronteras, es el campanario gótico de la Catedral. Se eleva a una altura de 50,85 metros, medida que coincide con la de su perímetro. El esfuerzo de subir los 207 peldaños que llevan hacia su punto culminante se ve sobradamente compensado con unas espléndidas vistas sobre la ciudad.

En la misma Plaza de la Virgen hay que destacar la Basílica de la Virgen de los Desamparados, y muy cerca, el Real Convento de Santo Domingo, erigido por la orden de los dominicos en el siglo XIII con la aprobación del rey Jaime I. En el casco histórico de Valencia es posible encontrar otras iglesias de interés, entre las que destacan las de Santa Catalina, San Nicolás y San Martín.

La arquitectura civil ocupa un lugar importante en la historia de la ciudad. De la antigua muralla medieval se conservan dos antiguas puertas de acceso a la ciudad, las Torres de Serranos y las Torres de Quart.

Infinitas posibilidades a orillas del Mediterráneo

Las suaves temperaturas del Mediterráneo invitan a la práctica de deportes al aire libre en casi cualquier época del año. La capital valenciana dispone de importantes dotaciones deportivas para mantenerse en forma, como son las modernas instalaciones de los Jardines del Turia.
El Real Club Náutico de Valencia se convierte en el lugar idóneo para la navegación, si bien los 112 kilómetros de litoral con que cuenta la provincia permiten practicar otras muchas modalidades acuáticas, como la vela, el submarinismo o el windsurf.

Valencia es un auténtico paraíso para los amantes del golf, que tienen ante sí el reto de seis campos, cuatro de ellos con 18 hoyos: El Saler, El Bosque, Escorpión y Oliva Nova.

Mientras, el paisaje serrano del interior de la provincia ofrece el marco ideal para deportes como el senderismo, el cicloturismo, el descenso de barrancos, el piragüismo, las rutas a caballo, el ultraligero o el parapente.

Sabores de la huerta y del mar

La paella es el plato típico de Valencia y el más conocido de todos los españoles.
Representa el triunfo de los sabores de la huerta, del mar y de las montañas, unidos para alcanzar un excelente resultado, que puede ser distinto cada vez, porque hay tantas paellas como para poder disfrutar cada día de una y por muchos días que este en esta ciudad siempre serán diferentes.

Amplia oferta de festivales, conciertos y eventos durante todo el año

Valencia ofrece todo tipo de alternativas de ocio y diversión para los jóvenes. Las Fallas incluyen un programa de actividades especialmente diseñadas para el público juvenil, como son los conciertos nocturnos que se organizan en los Jardines de Viveros.
Su gran explanada central se convierte en improvisado auditorio de recitales -especialmente durante la Feria de Julio- y, en primavera, sus caminos se llenan con las casetas de la Feria del Libro y otras manifestaciones culturales.

Junto a estos eventos, las terrazas de los establecimientos se llenan con motivo de las fiestas falleras y, con frecuencia, permanecen así hasta bien entrado octubre. Y es que el benigno clima mediterráneo ha propiciado que Valencia sea una ciudad donde se vive con especial intensidad la noche. Así, la urbe ofrece numerosos sitios donde disfrutar del animado ambiente: desde los distintos bares, pubs y discotecas hasta los numerosos locales que han ido apareciendo junto al mar, ofreciendo en la playa de la Malvarrosa y su paseo marítimo una importante zona de ocio.

Una ciudad pensada para los más pequeños

Valencia ofrece un sinfín de posibilidades especialmente orientadas al público infantil. A lo largo y ancho de la ciudad, numerosos jardines embellecen el paisaje urbano y son lugares de esparcimiento.
Los más pequeños tienen la diversión garantizada con el complejo infantil Parque Gulliver, el gigante convertido en toboganes, con una maqueta de la ciudad en su interior y rodeado por un minigolf, ajedrez gigante, pistas, rampas de patinaje y un sinfín de juegos para disfrutar entre jardines en plena ciudad. Otras zonas verdes destacadas que se pueden visitar son el Jardín Botánico, considerado uno de los jardines botánicos más completos e interesantes de Europa, los Jardines de Monforte, de estilo neoclásico, o los extensos Jardines del Turia. Por su parte, los amantes de los animales deberán acudir a Bioparc, un parque zoológico de nueva generación basado en el concepto de zoo-inmersión y que sumerge al visitante en los hábitats salvajes ocultando las barreras que separan a los animales de las personas.

En las estribaciones del antiguo cauce fluvial se encuentra uno de los símbolos de la Valencia más vanguardista, la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Sorprendente por sus dimensiones y su arquitectura, este conjunto permite disfrutar de películas en tres dimensiones y otras proyecciones en el Cine Planetario-L’Hemisfèric, aprender de forma interactiva en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe o disfrutar de L’Oceanogràfic, el acuario más grande de Europa.

De noche

Valencia es una ciudad donde se vive con especial intensidad la noche. Así, la urbe ofrece numerosos sitios donde disfrutar del animado ambiente: desde los distintos bares, pubs y discotecas hasta los numerosos locales que han ido apareciendo junto al mar, ofreciendo en la playa de la Malvarrosa y su paseo marítimo una importante zona de ocio. Te proponemos varias ideas para que disfrutes de la noche de esta ciudad desde las primeras horas hasta el amanecer.